Comunicación
Gabinete Comunicación

Comunicación

DEFICIENCIA AUDITIVA

¿Sabemos si nuestro hijo/a oye bien?

En muchas ocasiones, se dan dificultades de producción de los sonidos del habla que pueden estar influenciados por una mala audición encubierta. El niño que padece una deficiencia auditiva severa o profunda, normalmente ha sido diagnosticado de forma temprana, sin embargo, los casos de deficiencia auditiva media o ligera pasan más desapercibidos.

La existencia de una sordera media o ligera si no es detectada a tiempo derivará en dificultades para adquirir el lenguaje oral, lo cual repercutirá de forma directa en el rendimiento cognitivo del niño.

Es importante por tanto, que estemos atentos a determinadas señales del niño que pueden alertarnos de un posible problema auditivo como son:

  • Dice mucho ¿Qué?
  • Al llamarle no responde siempre.
  • Le cuesta seguir las explicaciones en clase.
  • Está distraído/a.
  • Habla poco y con frases sencillas.
  • Confunde palabras similares.
  • Se resfría a menudo.
  • Se queja de dolores de oídos.
  • No hace caso a sonidos ambientales (lluvia, el trinar de los pájaros…).
  • Se pone tenso cuando habla.
  • No controla la intensidad de la voz.
  • Se muestra muy irritable, movido y tozudo.

PARÁLISIS CEREBRAL INFANTIL

La parálisis cerebral infantil se reconoce en edades muy tempranas. Debido a los cambios en la tonicidad, movimiento y desarrollo de la persona requiere de diversos métodos que ayuden a adaptar su comunicación a lo largo de su vida como adaptadores al ordenador, forma de seleccionar, tableros de comunicación, tabletas…

La comunicación es el instrumento con el que nos valemos las personas para hacer reales las cosas que nos han pasado en privado, compartir vivencias, ampliar nuestro conocimiento, conocer a personas… Por todo esto, todas las personas han de contar con ese instrumento ya sea con su voz, con sus manos, con un ordenador…

Los logopedas estudiamos cada capacidad de las personas con PCI para incorporar una forma de comunicación efectiva adaptada de forma individual. Además de enseñar al niño a comunicarse, también se requiere un entrenamiento del entorno que conozca su forma de comunicación y ambos puedan interactuar sin que nada se lo obstaculice.

TRANSTORNO DE ESPECTRO AUTISTA

El autismo es un síndrome, que presenta una serie de elementos característicos: dificultad para fijar la mirada, deseo por mantenerse igual y evitar los cambios, falta de habilidades sociales, poco uso del lenguaje comunicativo e incapacidad para imitar…

Estás características no son compartidas por todas las personas, se puede compartir una o ninguna. Sobre todo hay que tener en cuenta la personalidad, fijarse en las cualidades y no en las dificultades que tienen los niños.

Cuanto antes se detecte mejor será su desarrollo, ya que se han de llevar  a cabo una serie de medidas que faciliten su día a día: realización de agendas que anticipen lo que va a ocurrir, ajustar su aprendizaje a sus capacidades, conseguir un formato adecuado a cada persona para que utilice el lenguaje para expresarse…

Por ello los niños con autismo requieren de la atención de profesionales y familiares que adapten su medio para conseguir un ambiente cómodo en el que desarrollarse y aprender.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.